Saquito térmico de huesos de cereza adulto

19,36

Saquito térmico de huesos de cereza adulto

(Azul con plantas rojas)

El saquito térmico de huesos de cereza se usa para aliviar múltiples tipos de dolores, causados por contracturas musculares, cólicos menstruales, malas posturas, golpes y contusiones, además para aportar bienestar en días y noches de frío, para calentar la cama, los pies…

Es apto para microondas, aporta alivio natural del dolor, desinflamación, relajación muscular, bienestar general, mejora la circulación sanguínea, calor instantáneo… Gracias a la termoterapia

Es muy fácil de utilizar. Para la terapia de calor, usa tu microondas para calentar el saco térmico de huesos de cereza.

Para terapia de frío usa el congelador. Ya sea en frío o calor, colócalo en la zona a tratar y disfruta del bienestar inmediato.

Hecho a mano, con tela de algodón 100%, relleno de huesos de cereza orgánicos

Incluye una bonita caja de cartón, ideal para guardar tu cojín terapéutico cuando no lo uses y para hacer un regalo original para él o ella, además de un libro de instrucciones con los tiempos de calentamiento de la almohada térmica.

Hay existencias

Descripción

Saquito térmico de huesos de cereza adulto

(azul plantas rojas)

Ergonómicos. Se adaptan a tu cuerpo a la perfección y son muy cómodos.

Higiénicos. No manchan ni desprenden olor al calentarlos en el microondas.

Resistentes. No se secan si los usamos correctamente.

Aromáticos. El aroma de Lavanda es de los más relajantes

Terapéuticos. Retienen el calor lo suficiente para aplicar sobre músculos doloridos.

El saquito térmico de huesos de cereza es la solución rápida, natural y sencilla para esos dolores y molestias en zonas como el cuello, cervicales, trapecios, hombros o garganta.

Relaja la musculatura y hace que fluya mejor la sangre.

Tienen una amplia utilización por las propiedades excepcionales de su madera, ya que les permiten almacenar y retener el frío o el calor por tiempo prolongado, desprendiéndolo de manera uniforme y gradual.

Además, su tacto es muy agradable y generan un efecto masaje sobre la zona a tratar.

Los huesos de cereza utilizados para el relleno de nuestro saco están lavados y tratados sin componentes químicos, libres de pulpa y de origen orgánico.

Se pueden utilizar en caliente para tratamientos como la artritis, dolores cervicales o lumbalgia, reuma, cólicos, enfriamientos, dolores menstruales, esguinces en fase de recuperación, pinzamientos, etc.

Para su uso en caliente el  saquito térmico de huesos de cereza  se puede poner un par de minutos en el microondas (con un vaso de agua para que los huesos no se resequen)

También en un horno convencional a 105-180º envuelto en papel de plata y durante, máximo, 10 minutos.

En frío también tiene múltiples propiedades, como por ejemplo torceduras, inflamaciones, migrañas o dolor de cabeza, piernas cansadas, codo de tenista, etc.

Para su uso en frío hay que colocar el saco en el congelador, dentro de una bolsa de plástico para que no coja humedad ni olores de los alimentos.

En el congelador puede estar el tiempo que lo desees.

Los tratamientos con saquitos térmicos rellenos de huesos de cereza son fáciles de utilizar y no tienen efectos secundarios.

Los saquitos no sustituyen la ayuda que pueda darte un profesional sanitario, ni tampoco ningún tratamiento recetado por un médico, pero pueden serte de gran ayuda en los procesos de recuperación.

También te recomendamos…