Publicado el Deja un comentario

El cáncer se está feminizando

cosmética corporal onconatura

El incremento en los casos de cáncer en nuestro país es una realidad. Cada año, en el mes de enero, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) publica el Informe de las cifras de cáncer en España, que normalmente refleja siempre un aumento de la mayoría de tipos de tumores. Pero en esta ocasión, la publicación ha incluido un dato tan llamativo como preocupante: en los últimos 5 años, el cáncer ha aumentado el doble en mujeres que en hombres. En concreto, la tasa de incidencia del cáncer se ha incrementado un 12% a nivel global, pero lo llamativo es que lo ha hecho un 8% en los hombres y casi un 18% en mujeres.

Nunca hay un factor único causante de incrementos como este, pero si dirigimos la mirada a los tipos de cáncer que más han aumentado y, sobre todo, a los cambios de hábitos de la población femenina, podemos hacernos una idea de lo que sucede.

El cambio progresivo del papel de la mujer en la sociedad

El cáncer se está feminizando

En las últimas décadas, afortunadamente, el rol vital de la mujer se ha ido acercando cada vez más al del hombre. A lo largo de los años, la población femenina ha ido adquiriendo las libertades y derechos que le correspondían, abandonando (aunque no por completo) ese papel central en el hogar y accediendo al mercado laboral. Sin embargo, estos cambios también han supuesto la adquisición de ciertos hábitos de salud perjudiciales asociados habitualmente a la población masculina: el aumento del consumo de alcohol, el sedentarismo, los cambios en la alimentación…y, sobre todo, el ascenso del tabaquismo. En otras palabras: la salud de la mujer, tradicionalmente con tasas de mortalidad y de enfermedad más bajas que la del hombre, se ha “masculinizado”. 

La doble responsabilidad de la mujer frente al hombre

El cáncer se está feminizando

Otro factor que puede estar influyendo en esta situación es el creciente nivel de estrés que soportan las mujeres en los últimos años. Su incorporación plena al mercado laboral, en la mayoría de los casos, no se ha traducido en una disminución de la responsabilidad en el hogar, por lo que compaginar ambos campos ejerce una presión superior sobre la población femenina, aumentando trastornos como la depresión, adicciones y desórdenes alimenticios.

El cáncer de pulmón desbanca al de útero

El cáncer se está feminizando

Si nos fijamos en qué tipo de tumores han aumentado su incidencia en las mujeres, encontramos evidencias que apoyan los cambios sociales que hemos comentado anteriormente. Los cánceres más comunes siguen siendo el de mama y el de colon-recto. Pero hay que fijarse en un detalle: el cáncer de pulmón, que hace unos años tenía una presencia relativamente baja entre mujeres, pasará este año a ser el tercero más diagnosticado, superando al de útero. Además, la mortalidad por cáncer de pulmón en mujeres ha experimentado un aumento del 6,4% con respecto al último informe SEOM, y la incidencia sigue creciendo, mientras que en hombres continúa bajando. La explicación más recurrente a esto por parte de los profesionales de la salud es el aumento del consumo de tabaco entre mujeres.

Medidas de actuación

El cáncer se está feminizando

La SEOM ha insistido en la necesidad de que las autoridades sanitarias, tanto a nivel estatal como regional, sean «más estrictas» en el cumplimiento de la ley antitabaco. Además, es necesario facilitar la conciliación familiar para la población femenina, y fomentar más la igualdad entre hombres y mujeres, para que ellas no tengan esa presión extra al cargar con el trabajo y el hogar. Cambiar nuestros hábitos es imprescindible si queremos prevenir, y este cambio también atañe a lo que consumimos. Apostar por los productos libres de tóxicos y una alimentación sana, ecológica y equilibrada son dos pilares fundamentales sobre los que debe asentarse nuestro cuerpo, además de la práctica deportiva constante. En la tienda de onconatura.com te ofrecemos soluciones prácticas para mejorar tu vida a través de lo más básico, ¡tu cuerpo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *